jueves, 21 de marzo de 2013

Crema de Chirivías con Crujiente de Jamón


Las cremas y sopas para mi son un básico, tiemplan el estomago en días fríos y lo asientan si está revuelto. Esas cremitas suaves y aterciopeladas son tan versátiles que se aceptan en frío, en caliente, más espesas, más suaves, de verduras, de ave, de marisco... Con tropezones, sin ellos... Te apañan una cena baratita, como visten tu mesa de gala en una celebración importante.
Hoy he descubierto la chirivía, ese vegetal denostado a pertenecer única y exclusivamente al "arreglo de puchero". Con su sabor intenso, un poco dulzón y a la vez una chispita picante ha ganado mi corazón, repetiré seguro.


Navegando por el Mercado Calabajío encontré una receta parecida y se me ocurrió probar.
Aquí está el resultado, una cremita suave y de sabor sorprendente, barata dónde las haya, pero a la vez, extremadamente fina.

Ingredientes (para 3 o 4 raciones):

- 2 chirivías hermosas
- 1 patata grande (o 2 pequeñas)
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- 1 cucharada de almendra molida
- 1 vasito de tomate triturado
- 1/2 litro de caldo de pollo (o en su defecto agua y una pastilla de avecrem)
- 1 chorrito de Martini Bianco
- Hojas de perejil
- Aceite de oliva
- Sal, pimienta negra y nuez moscada
- 200ml de leche evaporada

(Para decorar)
- 1 chorrito de nata
- 2 lonchas de jamón serrano cortado muy fino.
- Perejil picado



Preparación:

Para preparar el crujiente de jamón, precalentar el horno a 180º. En una bandeja colocar una lámina de papel de hornear, poner las lonchas de jamón bien estiraditas encima y cubrir con otra lámina de papel de hornear. Encima colocar otra bandeja para evitar así que el jamón pierda la forma. Hornear unos 20 minutos. El jamón se secará y quedará crujiente. Dejar enfriar y desmenuzar. Reservar.
Picar la cebolla y poner en una cazuela a pochar. Primero a fuego fuerte y cuando coja ritmo, bajar a potencia media. Cuando cambie de color, añadir la chirivía y la patata peladas y cortadas en dados. Añadir el ajo entero sin pelar y pochar a fuego medio hasta que las verduras empiecen a estar blanditas por los bordes.
Añadir la cucharada de almendra molida, dejar que tueste un poco y añadir el tomate. Remover bien y añadir el chorrito de Martini. Dejar que evapore bien el alcohol. Añadir las hojas de perejil. Salpimentar y añadir la nuez moscada. Darle un par de vueltas y añadir el caldo, tiene que cubrir bien la verdura, si no es suficiente, completar con agua.
Dejar cocer a fuego lento unos 40 minutos o hasta que la verdura esté blandita.
Triturar junto con la leche evaporada hasta obtener una crema suave.
Servir  con un chorrito de nata, el crujiente de jamón y un poquito de perejil fresco picado.
Probadla os sorprenderá positivamente!

7 comentarios:

  1. No he probado nunca la chirivia.... no se ni como es jejjjje... la buscare....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He actualizado la entrada con una foto de la susodicha para que tengáis el placer de conocerla ;)

      Eliminar
  2. Sara!!, ¿qué pasa sí no le pones nata ni leche evaporada? ¿Se pueden sustituir por otros ingredientes?. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la gracia de la leche evaporada es que le da cremosidad, al igual que la nata. Una substituye a la otra, y si no tienes de ninguna de las dos... Yo usaría leche. Aunque al ser más líquida tendrás que controlar el caldo que le dejas antes de triturar. Tb podrías usar "Crême Fraiche", le daría un puntito agrio muy interesante!
      Si fuera cremita de calabacín te diría que usaras quesitos o tranchetes, pero a esta no veo que le pegue mucho. Aunque todo es probar!
      Un besito!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...