miércoles, 28 de agosto de 2013

Albóndigas Especiales

Esta receta es de esas que te acompañan toda la vida. Son las albóndigas que siempre ha preparado mi madre. A mi me llamaba la atención esas albóndigas "de siempre" con su salsita marrón, con verduritas estilo jardinera... ¡las albóndigas de mi madre no tenían nada que ver! De textura suave se deshacen en la boca y nunca quedan duras. Aunque yo siempre las he comido acompañadas de arroz blanco y salsa de tomate casera, pienso que con unas patas fritas en dados tienen que estar de morirse. ¿Os animáis a probarlas?



Ingredientes (para unas 15 albóndigas de buen tamaño):

- 250g de carne picada (mezcla de magro y ternera)
- 125g de mortadela
- 1 rebanadas de pan de molde remojada en leche
- 1 huevo
- Queso rallado en polvo al gusto
- Sal, pimienta y nuez moscada
- 3 dientes de ajo
- Harina
- 1 vasito de vino blanco
- 1 pastilla de caldo concentrado de carne
- 1/2 vasito de agua
- Aceite

Preparación:

Picar muy pequeña, a cuchillo o a tijera, la mortadela, reservar.


Mezclar homogéneamente la carne con la mortadela, queso rallado al gusto, el pan, el huevo, la pimienta y la nuez moscada, también al gusto.


Probar de sal y si procede corregir.


Formar las albóndigas y pasarlas por harina. Dejarlas reposar mínimo media hora en la nevera para que asienten y no se desmonten al freírlas.


En una cazuela grande, no muy honda, poner aceite hasta que cubra bien el fondo. Laminar los ajos y sofreír a fuego moderado.


Cuando quieran empezar a dorar añadir las albóndigas y freír hasta que empiecen a coger color, vuelta y vuelta. Sacar a un plato y reservar.


Añadir el vino y a fuego fuerte evaporar el alcohol. Remover desglasando bien el fondo de la cazuela. Añadir el agua y la pastilla. Dejar cocer hasta que empiece a engordar la salsa. Si es necesario, ligar la salsa con una cucharadita de maizena disuelta en un dedito de agua.
Añadir ahora las albóndigas y cocinar a fuego lento, removiendo de vez en cuando, unos 30 o 40 minutos.


Servir acompañadas de arroz blanco y un poco de tomate frito casero.
¡Para morirse del gusto!


Son perfectas para hacer tuppers con raciones individuales y congelar. Para llevarlas al trabajo o para los peques de la casa son ideales, ¡a mi abejita le encantan!


14 comentarios:

  1. mortadela?? umm nunca lo había oido, lo tengo que probar, tienen que estar buenisimas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo se que es curioso, pero te aseguro que están de vicio... Cuando era pequeña eran las únicas albóndigas que comía! ;)

      Eliminar
  2. Albóndigas de mortadela??????? mi familia se va a quedar totalmente alucinada asique me voy corriendo a apuntar la receta para probarla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, te aseguro que están muy, muy ricas! Quedan super suaves!

      Eliminar
  3. Me ha sorprendido muchísimo el uso de la mortadela que por otro lado le aportará la gracia de la grasa, con queso si que las he hecho y son una perdición.
    Me las llevo para mis bichos que si tu abejita las come es buena señal.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a veces con tomatito a veces sin él, se las come muy a gusto :D
      Pero es que están de vicio... mi hermano se ha llegado a pegar con mi padre por mojar con pan el fondajo de la cazuela! ;)

      Eliminar
  4. Cada uno tiene su formula, su receta casera de siempre y todas siempre con unos recuerdos entrañables. Para mi esta receta es nueva, por eso pienso que ya que tu dices que es de esas que quedan en el recuerdo merece que nos la llevemos a nuestros pendientes. Además tengo ganas de probarlas con la mortadela.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como te gusta, quien la prueba, repite ;)

      Eliminar
  5. Ay chiquilla, que delicia de albondigas!! Mamma mia!!! Sabes que nunca las habia visto preparar con mortadela?? Me ha encantado tu versión y te aseguro que las probaré porque me han encantado, la foto solo dice cómeme!! Madre mia, que ricas, me encantan!!! Un besito guapa y encantada de haber descubierto tu blog! Una maravilla! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten mis recetas!!! Ya verás como estas albóndigas te encantan! Son muy, muy sabrosas! Ya me contarás si las haces!

      Eliminar
  6. ¿Mortadela? Me llama la atención y por ello quiero hacerlas.¡¡Gracias por compartir! Un dsludo desde Tenetife

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si!!! Mortadela! Ya se que es chocante, pero ya te digo, las llevo comiendo desde pequeña, porque además creo que esta receta ya viene de años, la preparaba mi abuela y fue ella la que enseñó a mi madre! De muerte...

      Eliminar
  7. Hija, hasta con algo tan sencillo como unas albóndigas, me dejas sorprendida. Ya te lo dije una vez y te lo vuelvo a decir: Tu blog es una joya, y tú, por supuesto!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...