jueves, 30 de enero de 2014

Coronation Chicken


Hoy traigo una de esas recetas de aprovechamiento que tan bien viene conocer. Sobretodo cuando es algo tan rico y original como el Coronation Chicken. Típico del Reino Unido se utiliza principalmente para ensaladas o como relleno frío de sándwiches. Yo, desde que leí en qué consistía, le tenía muchas ganas. Hoy, por fin, para aprovechar unas sobras de pollo asado que tenía rondando por mi nevera, me he decidido. Si os gusta el curry y os gustan los sabores agridulces, esta es vuestra receta. Muy aromática y deliciosa. Os lo recomiendo para un sándwich que no olvidaréis jamás.


martes, 21 de enero de 2014

Cheese Naan (Pan Hindú de Queso)


Ir a un restaurante hindú, pedir cualquiera de sus platos de curry y no pedir un Cheese Naan para acompañarlo debería estar penado por la ley. El Naan, pan hindú por excelencia, es el acompañamiento ideal para mojar esas sustanciosas y aterciopeladas salsas. Es un pan plano con levadura, de sólo un levado emparentado de cierta manera con la pita. El Naan se elabora con yogur lo que le da una suavidad extrema a su miga, casi untuosa.
La receta que os traigo yo es la de el Naan relleno de queso crema, mi preferido. Si no os gusta con el relleno, simplemente ignoráis ese paso y obtendréis la versión básica, espolvoreada con ajo y cilantro fresco también es un bocado pecaminoso.
Todos aquellos que prueban este pan, se convierten automáticamente, con o sin relleno es adorado por multitudes. Para mi es un placer sin límites rebañar las cazuelitas del restaurante con este pan, bajo la atenta mirada del camarero y regocijo de cocineros y demás personal del local. ¡Me han llegado a ofrecer más pan por si no tenía suficiente!


lunes, 20 de enero de 2014

Chicken Korma (a mi manera)


Hoy viajamos y nos cambiamos de continente. Si me seguís habitualmente sabréis que soy una apasionada de la India, me encanta su cultura, muero por cualquier plato de comida hindú y soy una enamorada del cine de Bollywood (si nunca habéis visto una película de estas no sabéis lo que os estáis perdiendo, es una experiencia de otro mundo!)
La gente asocia la gastronomía hindú con el picante. Nada más lejos de la realidad. Los currys pueden picar, o no, el cocinero decide. Hay recetas que, por definición, son picantes hasta la médula, como el Vindaloo, por poner un ejemplo. La receta que os traigo hoy es un curry sencillo, afrutado, exótico y perfumado, pero no picante. Para iniciarse en este mundillo creo que es lo ideal. ¿Os animáis a hacer este viaje conmigo?



Ingredientes (para 3 o 4 personas):

- 2 pechugas de pollo
- 1 lata pequeña de leche de coco (en los supermercados chinos tienen los dos tamaños, si sólo tenéis la normal, entonces media lata)
- 2 yogures naturales (a mi me gusta que sean azucarados porque intensifican el puntito dulce de la fruta)
- 1 manzana grande
- 1 cebolla grande
- 2 cdas de curry amarillo
- 2 cdtas de cúrcuma
- 2 cdtas de garam masala (mezcla por excelencia de la cocina hindú: canela, clavo, nuez moscada, pimienta negra y cardamomo verde, lo podéis encontrar en las tiendas de pakistanís)
- Ghee o en su defecto un poco de mantequilla rebajada con aceite (aquí explico cómo prepararlo)
- Cilantro fresco
- 2 dientes de ajo
- 1 trozo de raíz fresca de jengibre
- Sal
- Aceite de oliva
- 1/2 cucharadita de guindilla molida (completamente opcional)

Preparación:

Preparar la marinada de la carne 4 o 5 horas antes (mejor de un día para otro). Para ello poner en el mortero el diente de ajo, una cucharadita de sal, una cucharada de curry, una cucharadita de cúrcuma y otra de garam masala. Añadir un buen puñado de cilantro fresco.


Machacar muy bien hasta obtener una pasta homogénea.


Añadir un yogur y un chorro de aceite.


Revolver bien con un cuchara hasta que esté homogéneo. Reservar.


Cortar las pechugas en dados de tamaño bocado.


Poner en un recipiente hermético (mejor de cristal porque la cúrcuma tiñe) y añadir la marinada.
Mezclar hasta que la carne esté bien impregnada.


Tapar y meter al frigorífico las horas necesarias, mejor de un día para otro.
Al día siguiente, sacar la carne y sellarla en una plancha o sartén muy caliente, vuelta y vuelta. Sacar a un plato y reservar (en la India  ensartan la carne en palos y los cocinan en los hornos tandoori).


Preparar la pasta de ajo y jengibre. Poner en el mortero un diente de ajo y más o menos la misma cantidad de jengibre fresco pelado y en trozos.


Añadir una pizca de sal y machacar hasta obtener una pasta bien homogénea. Reservar.


Picar la cebolla y la manzana en trozos.



Poner a calentar una buena cucharada de ghee y sofreír la cebolla a fuego medio. Cuando comience a estar transparente, añadir la manzana y la pasta de ajo y jengibre. Pochar todo junto unos minutos a fuego no muy fuerte para que no se queme el jengibre.


Añadir ahora las especias (1 cucharada de curry, 1 cucharadita de cúrcuma y una cucharadita de garam masala). Este es el momento de añadir la guindilla si apetece que el plato tenga un puntito picante.


Dar un par de vueltas para que las especias suelten el aroma y en seguida añadir la leche de coco y el otro yogur para que no se quemen y amarguen.


Cocinar unos 10-15 minutos hasta que la salsa reduzca un poco. Triturar y comprobar el punto de sal y corregir si es necesario. Añadir la carne que teníamos reservada. Llevar al fuego hasta que vuelva a hervir, dejar un par de minutos y apartar del fuego para que la pechuga no se "encalle" y quede dura.
Servir espolvoreado con cilantro fresco y acompañado de arroz basmati y pan naan (¡receta fantástica que os prometo para mañana!).


Será un triunfo en vuestra mesa, os lo aseguro. Además, esta receta es muy versátil, si cambiáis el pollo por un buen gambón fresco os chuparéis los dedos hasta el codo, ¡palabrita de scout!


miércoles, 15 de enero de 2014

Asado de Navidad Venezolano (Pernil)


Después de una semana sin publicar por fin traigo entrada nueva. Estaba un poco dudosa y no tenía claro si publicarla o no, dado que las Navidades ya pasaron y este es un asado para días de especiales. Así que, por eso mismo, como hay muchos días de fiesta susceptibles de ser celebrados en familia a lo largo del año, aquí os lo dejo.
Este es un asado de Navidad que se prepara en mi familia desde hace años. Ya lo preparaba mi bisabuela allí en Venezuela, después mi abuela cuando volvieron a Tenerife y, posteriormente, mi madre a lo largo y ancho de toda la geografía española y portuguesa. Y ahora, por fin, yo también. El legado continua.


miércoles, 8 de enero de 2014

Crêpes de Nutella


Desayuno de fiesta con clase! ¿Qué más se puede pedir? Los crêpes se venden solos, ya sean dulces o salados, nadie se resiste a ellos. 
Cuando fuimos a París, casi todas las tardes, hacíamos una pequeña merienda-cena de camino al hotel comiendo un fantástico mega-crêpe de Nutella. Creo que no hay placer más grande, la crema de cacao y avellanas calentita goteando por todas partes, pringando todos los rincones de la servilleta que envuelve el crêpe y tus manos... Darle un bocado a esa masa templada y tierna y que explote en tu boca el relleno de chocolate es un placer para adultos ;)
Desde entonces, de vez en cuando, un Domingo, mi marido y yo nos damos un homenaje, y aunque no es lo mismo que en París, se agradece de vez un cuando un desayuno de estrellas como este.



domingo, 5 de enero de 2014

Tiramisú de Frutos Rojos


Lo primero, desearos a tod@s un feliz año 2014. Esperemos que para muchos, yo incluida, sea mucho mejor que el 2013. Desde luego, ya tenía ganas de decirle adiós a este fatídico año. Aún así, como siempre hay que quedarse con lo bueno, yo rescato las nuevas amistades de todos los rincones de España que en este momento hacen más ameno mi día a día. Para vosotras, Chabe, Ana, María, Maypi, Silvia, Esmeralda... para vosotros Jordis, Roque y tantos otros... ¡os dedico este sencillo y fácil postre!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...