lunes, 20 de enero de 2014

Chicken Korma (a mi manera)

Hoy viajamos y nos cambiamos de continente. Si me seguís habitualmente sabréis que soy una apasionada de la India, me encanta su cultura, muero por cualquier plato de comida hindú y soy una enamorada del cine de Bollywood (si nunca habéis visto una película de estas no sabéis lo que os estáis perdiendo, es una experiencia de otro mundo!)
La gente asocia la gastronomía hindú con el picante. Nada más lejos de la realidad. Los currys pueden picar, o no, el cocinero decide. Hay recetas que, por definición, son picantes hasta la médula, como el Vindaloo, por poner un ejemplo. La receta que os traigo hoy es un curry sencillo, afrutado, exótico y perfumado, pero no picante. Para iniciarse en este mundillo creo que es lo ideal. ¿Os animáis a hacer este viaje conmigo?



Ingredientes (para 3 o 4 personas):

- 2 pechugas de pollo
- 1 lata pequeña de leche de coco (en los supermercados chinos tienen los dos tamaños, si sólo tenéis la normal, entonces media lata)
- 2 yogures naturales (a mi me gusta que sean azucarados porque intensifican el puntito dulce de la fruta)
- 1 manzana grande
- 1 cebolla grande
- 2 cdas de curry amarillo
- 2 cdtas de cúrcuma
- 2 cdtas de garam masala (mezcla por excelencia de la cocina hindú: canela, clavo, nuez moscada, pimienta negra y cardamomo verde, lo podéis encontrar en las tiendas de pakistanís)
- Ghee o en su defecto un poco de mantequilla rebajada con aceite (aquí explico cómo prepararlo)
- Cilantro fresco
- 2 dientes de ajo
- 1 trozo de raíz fresca de jengibre
- Sal
- Aceite de oliva
- 1/2 cucharadita de guindilla molida (completamente opcional)

Preparación:

Preparar la marinada de la carne 4 o 5 horas antes (mejor de un día para otro). Para ello poner en el mortero el diente de ajo, una cucharadita de sal, una cucharada de curry, una cucharadita de cúrcuma y otra de garam masala. Añadir un buen puñado de cilantro fresco.


Machacar muy bien hasta obtener una pasta homogénea.


Añadir un yogur y un chorro de aceite.


Revolver bien con un cuchara hasta que esté homogéneo. Reservar.


Cortar las pechugas en dados de tamaño bocado.


Poner en un recipiente hermético (mejor de cristal porque la cúrcuma tiñe) y añadir la marinada.
Mezclar hasta que la carne esté bien impregnada.


Tapar y meter al frigorífico las horas necesarias, mejor de un día para otro.
Al día siguiente, sacar la carne y sellarla en una plancha o sartén muy caliente, vuelta y vuelta. Sacar a un plato y reservar (en la India  ensartan la carne en palos y los cocinan en los hornos tandoori).


Preparar la pasta de ajo y jengibre. Poner en el mortero un diente de ajo y más o menos la misma cantidad de jengibre fresco pelado y en trozos.


Añadir una pizca de sal y machacar hasta obtener una pasta bien homogénea. Reservar.


Picar la cebolla y la manzana en trozos.



Poner a calentar una buena cucharada de ghee y sofreír la cebolla a fuego medio. Cuando comience a estar transparente, añadir la manzana y la pasta de ajo y jengibre. Pochar todo junto unos minutos a fuego no muy fuerte para que no se queme el jengibre.


Añadir ahora las especias (1 cucharada de curry, 1 cucharadita de cúrcuma y una cucharadita de garam masala). Este es el momento de añadir la guindilla si apetece que el plato tenga un puntito picante.


Dar un par de vueltas para que las especias suelten el aroma y en seguida añadir la leche de coco y el otro yogur para que no se quemen y amarguen.


Cocinar unos 10-15 minutos hasta que la salsa reduzca un poco. Triturar y comprobar el punto de sal y corregir si es necesario. Añadir la carne que teníamos reservada. Llevar al fuego hasta que vuelva a hervir, dejar un par de minutos y apartar del fuego para que la pechuga no se "encalle" y quede dura.
Servir espolvoreado con cilantro fresco y acompañado de arroz basmati y pan naan (¡receta fantástica que os prometo para mañana!).


Será un triunfo en vuestra mesa, os lo aseguro. Además, esta receta es muy versátil, si cambiáis el pollo por un buen gambón fresco os chuparéis los dedos hasta el codo, ¡palabrita de scout!


6 comentarios:

  1. Este tipo de recetas me fascinan, esos sabores me encantan, así que tomo nota y lo pruebo bien prontito...
    Besitos guapa....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo soy adicta! Y lo mejor de todo es que son recetas de muy fácil elaboración! :D

      Eliminar
  2. Lo tuyo es un pollo al curry en condiciones !! madremia que de condimentos ...Y yo que me creia que le ponía especias jajaja debe de estar muy rico ...no lo dudo en ningún momento ...mira que yo las especias de curry no las junto con el mashala lo tendremos que probar seguro que se intensifican mas los sabores !! un besete y que alegría descubrir tu blog ...
    mila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, gracias! Me alegro que te guste el blog! Pues si te parecen muchas especias, échale un ojo a la receta del pollo tikka masala, ese sí que tiene una lista larga! :D

      Eliminar
  3. En menos de 48 horas he hecho tres recetas tuyas: el pollo korma, el pan naan y los panecillos de centeno con soaker de semillas. Esta todo delicioso. Me encanta tu blog. Tienes instagram? Voy a publicar alli las fotos.Allí soy @roskisses.besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tengo pero no lo gasto mucho, búscame como @fangalf. Ahora te busco para ver las fotos! Me alegro que te gusten las recetas!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...