miércoles, 29 de octubre de 2014

Bacalhau com Natas Português

Tengo que reconocer que el bacalao nunca ha sido santo de mi devoción, mientras vivía en España. Pero cuando me fui a vivir a Portugal y empecé a descubrir las verdaderas maravillas de recetas que tienen allí con este agradecido pescado, me cambié de bando. Ahora lo adoro.
Hoy os traigo un clásico sobre todos los clásicos portugueses, el "Bacalhau com Natas", una receta que los peques de la casa adorarán. El bacalao se trata de tal manera que queda suave y nada salado y, al cocinarse con la nata y la cebollita pochada, adquiere una melosidad impresionante. Os va a encantar, lo prometo.



Ingredientes (para 2-3 personas)

- 300g de migas de bacalao desalado (o un trozo fresco del mismo tamaño)
- 1 cebolla de buen tamaño
- 1 nuez de mantequilla
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 300ml de leche
- 20g de harina
- 3 patatas grandecitas
- 120ml de nata para cocinar
- Sal, pimienta negra y nuez moscada
- Queso rallado al gusto

Preparación:

Poner a cocer el bacalao bien desalado en la leche hasta que esté cocinado. 


Por otro lado picar la cebolla. 


Pocharla en una sartén amplia con la mantequilla y el aceite.


Mientras tanto, cuando el bacalao esté cocido, sacarlo de la leche y desmigarlo. 


Guardar la leche porque la utilizaremos luego.
Cuando la cebolla esté bien pochadita, añadir el bacalao desmigado.


Dejar rehogar lentamente unos minutos y añadir la  harina.


Cocinarla bien un par de minutos y añadir la leche dónde se coció el bacalao.


Remover y cocinar a fuego lento hasta que empiece a espesar como una bechamel.


Pelar las patatas y cortarlas en cubitos.


Confitarlas lentamente en aceite no muy caliente hasta que estén cocinadas, más cocidas qué fritas.


Cuando las patatas estén, escurrirles bien el exceso de aceite con papel absorbente.


Añadirlas a la mezcla del bacalao y condimentar al gusto con pimienta negra, nuez moscada y sal (si hiciera falta).


Pasar esta mezcla a una bandeja bien untada de mantequilla. 


Regar con la nata.


Y espolvorear de queso rallado.


Llevar al horno a 200º hasta que esté gratinado.


Servir espolvoreado de cilantro fresco y acompañado de una buena ensalada.


¡Para chuparse los dedos!

martes, 21 de octubre de 2014

Pan de Jamón Venezolano

Lo prometido es deuda. Dije que al volver compartiría con vosotros la receta completa del Pan de Jamón venezolano y aquí la tenéis.
El Pan de Jamón Venezolano es tradicional de Navidad. Me cuenta mi madre que lo habitual era hacerlo en casa y llevarlo a hornear a la panadería del barrio.
Hoy en día es fácil buscar referencias y recetas a este pan en i-net. Pero hace 20 años cuando mi madre, que ya no vivía en Venezuela, quiso recuperar la receta, era bastante más complicado. Finalmente lo consiguió y desde entonces la disfrutamos habitualmente en casa. No solo para Navidad, es perfecto para llevar a cualquier reunión con amigos y familiares. Cuando lo probéis, vais a querer hacerlo más veces al año. Palabrita de scout.



Ingredientes (para 2 panes):

(masa)

- 180g-200g de agua (dependerá del tamaño de los huevos)
- 10g de levadura fresca de panadero
- 20g de azucar
- 10g de sal
- 50g de manteca de cerdo
- 500g de harina panadera
- 2 huevos L (alrededor de 110g-120g de huevo)

(Relleno)

- 200g de bacon en lonchas
- 250gr de jamón serrano cortado MUY fino.
- 250gr de jamón york tb finito
- 2 latas de aceitunas rellenas de pimiento rojo
- 1 paquete de pasas sin pepitas

(para el glaseado final)

- 1 huevo
- 2 cucharadas de leche

Preparación:

La noche de antes poner todos los ingredientes en un bol y amasar hasta obtener una masa lisa y que casi pase la prueba de la membrana. No es necesario que esté perfectamente amasada porque pasará la noche en la nevera. Así, lo poco que le falte, terminará de desarrollar en el frío.
Bolear y colocar dentro de un tupper aceitado.


Dejar reposar fuera de la nevera unos 45 minutos para que arranque la fermentación. A los 20 minutos dar un pliegue a la masa.
Cuando haya empezado la fermentación tapar bien para que la masa no se reseque en la nevera y dejar al frío toda la noche. Mínimo 10h.
Al día siguiente sacar de la nevera y todavía en frío, dividir la masa en dos partes iguales. Desgasar y bolear. Dejar que se relaje la masa unos 10 o 15 minutos.
Mientras se relajan y atemperan las piezas, preparar los ingredientes del relleno. Escurrir las olivas y cortarlas en rodajitas.


Pasados 10 minutos, estirar la primera pieza con el rodillo hasta obtener un casi cuadrado de unos 35cm de lado.


Rellenar por capas, primero las lonchas de bacon bien extendido.


Luego jamon de york cubriendo toda la superficie.


Y por último el jamón serrano (cortado muy fino).


Esparcir por encima pasas sin pepitas y las olivas rellenas de pimiento cortadas en rodajas.


Cerrar los bordes hacia adentro para impedir que se escape el relleno al formar el pan.


Enrollar con cuidado la pieza hasta el final y traspasar el rollo a la bandeja de hornear verificando que el cierre queda justo debajo.
Hacer lo mismo con la segunda pieza.


Tapar con un trapo y dejar fermentar hasta que dupliquen tamaño, no queremos que greñen en el horno (tienen tendencia a abrirse por el lateral si entran cortos de fermentación en el horno).
Precalentar el horno a 200º, arriba y abajo.
Pintar cada pan con una mezcla de huevo batido y leche.
Hornear a 190º alrededor de unos 40 minutos, girando la bandeja a mitad cocción para igualar ya que todos los hornos calientan más por detrás que por delante.
Tienen que salir bien doraditos (los míos se quedaron muy juntitos al entrar al horno y se besaron, los muy indecentes! Por eso se ven abiertos por el lateral)


Sacar y dejar atemperar encima de una rejilla.
Cortar en rodajas de 1cm de grosor y ¡a disfrutar!


Mi madre lo hacía a veces para cenar, acompañado de una sencilla ensalada de tomate. No os podéis imaginar lo rico que está este pan si lo mojáis en el caldito del tomate con un buen aceite. De pecado mortal.
Bien envuelto en papel de aluminio aguanta tierno varios días. Un drama cada vez que vas a la cocina y lo ves... tienes que cortar un trozo!


miércoles, 15 de octubre de 2014

Crema de Coliflor y Cheddar de Jamie Oliver

Después de pasar 15 días en el país del sol naciente he vuelto con vosotros con muchísimas ganas de compartir las mil y una recetas que pululan por mi cabeza. Necesitaba un pequeño descanso, pero ya estoy aquí con renovadas fuerzas y mil ideas nuevas!
Después de 15 días a base de arroz y fideos necesitaba, no sabéis cuanto, mis cremitas y sopas de verduras. Así que hoy os traigo esta cremita de coliflor, receta del famoso Jaimie Oliver. Se que muchos de vosotros odiais este vegetal a muerte, no podéis con su olor, os resulta altamente desagradable. Yo os prometo que esta crema pasará por encima de todos esos prejuicios que la mayoría tenéis. La pobre y denostada coliflor se hará la reina de vuestras cocinas por un día!
Mi hija de 4 años la devora, con eso os lo digo todo.
¿Os animáis?



Ingredientes:

- 2 zanahorias
- 2 bastones de apio
- 2 cebollas medianas
- 2 dientes de ajo
- 1 coliflor
- 200g de queso Cheddar Mature
- 2 cubos de caldo de pollo o verduras
- 1 cucharada de mostaza inglesa (yo le puse Dijon)
- Pimienta negra
- Aceite de oliva
- Nata para cocinar (completamente opcional, la receta original no la lleva)

Preparación:

Picar la cebollla y llevar a fuego medio con dos o tres cucharadas de aceite de oliva.
Cuando empiece a estar transparente, añadir el ajo picado.


Trocear el apio y añadírselo. seguir pochando la verdura un par de minutos.


Pelar y trocear las zanahorias. añadirlas a la cazuela.


Trocear la coliflor en ramilletes pequeños y añadirlos también. Pochar todo junto hasta que la verdura empiece a coger algo de color.
Añadir los cubos de caldo y cubrir con agua.


Cocinar hasta que la verdura esté tierna, más o menos unos 20 minutos.
Apartar del fuego, quitar algo de caldo si las cremas os gustan más espesas. Añadir el cheddar rallado, la cucharada de mostaza y pimienta negra al gusto.


Triturar hasta conseguir una crema suave y aterciopelada. Añadir la nata y batir hasta integrar.


Servir acompañada de bacon crujiente y algo más de queso rallado.
Os lo prometo, deliciosa es poco. Está para chuparse los dedos!!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...