miércoles, 15 de julio de 2015

Kurogoma Aisukurimu (Helado de Sésamo Negro)

La semana pasada visitamos la India y esta semana nos vamos un poquito más lejos, al país del sol naciente. De allí nos traemos un helado fantástico, diferente y sabroso que hará las delicias de niños y grandes. Allí es de los más demandados. El helado de sésamo negro o Kurogoma Asukurimu. (Kuro=negro, goma=sésamo, Asukurimu= Ice Cream pronunciado a lo japonés ;) )




El otoño pasado estuvimos en Japón. Fue uno de esos viajes que sólo haces una vez en la vida. Y fue nuestra vez. La celebración de haber firmado un papel como que estábamos casados a pesar de vivir juntos ya muchos años y tener una preciosa hija en común. Pero de vez en cuando hay que ceder a la burocracia y allí que fuimos. Firmamos y como recompensa 15 días recorriendo Japón. De allí me traje mil y un recuerdos y un millón de fotos de otro mundo.


Y una de las cosas que probamos y nos encantó fue este helado de sésamo negro. Peculiar dónde los haya te enamora al instante después de la primera cucharada.  Ese color gris, brillante y cremoso no te deja indiferente.
Mi marido no hacía más que pedirme que probara a recrearlo y bueno, con la llegada del verano, me puse las pilas, preparé la heladera y el azúcar invertido y me puse manos a la obra. Y este ha sido el resultado! ¿Te lo vas a perder?


Ingredientes (para 1 litro de helado) :

- 500ml de nata (35% MG)
- 500ml de leche entera
- 4 yemas
- 90g de azúcar
- 30g de azúcar invertido
- 50g de semillas de sésamo negro

NOTA: Si se quiere potenciar el sabor añadir una cucharada extra de semillas tostadas y trituradas con el molinillo.

Preparación:

Es una preparación clásica de helado. Por un lado poner la leche, la nata, 30g de azúcar y las semillas de sésamo en una cazuela.


Llevar a fuego suave e infusionar hasta que la mezcla se tiña de gris oscuro (en mi caso, no se si es que mi sésamo no destenía lo suficiente o no esperé el tiempo necesario, pero la mezcla quedó de un gris menos intenso).


Cuando haya adquirido la tonalidad deseada, batir las yemas con el azúcar y el azúcar invertido sin espumar demasiado.


Añadir un cucharón de la leche infusionada caliente a las yemas removiendo sin parar para q no cuajen y ya añadir estas yemas al total de la leche con el sésamo.


Llevar al fuego y cocinar hasta que hierva y empiece a adquirir algo de cuerpo.
Colar la mezcla para retirarle todas las semillas.


Pasar a una bandeja y dejar enfriar en la nevera mínimo tres horas, lo mejor, toda la noche.


Cuando ya esté bien frío, pasar a la heladera y mantecar conforme las instrucciones del fabricante.


De la heladera sale aún un poquito blando, dejar un par de horas en el congelador antes de servir para que asiente y adquiera la textura correcta.


Servir y disfrutar de un helado diferente pero muy, muy rico!!

13 comentarios:

  1. Nunca usei sementes em gelados
    Esse ficou uma delicia, gostei muito
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. É com certeza uma delicia de gelado. Tenta, vais adorar!!

      Eliminar
  2. Que interesante Sara, nunca se me hubiera ocurrido, si dices esta tan rico habra que probarlo, me lo apunto, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta, a nosotros nos sorprendió mucho. Es un helado muy suave y rico :D

      Eliminar
  3. Muy rica receta, debe de estar delicioso, un beset

    ResponderEliminar
  4. Que original! me imagino como tiene que saber y una delicia :)
    beso!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho como te quedó huuuuu y me encantaría ir a verlo pero es muy lejos y ya somos mayores.Doris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de esos viajes q sólo haces una vez y vale la pena! Es tan diferente...

      Eliminar
    2. Es uno de esos viajes q sólo haces una vez y vale la pena! Es tan diferente...

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...