viernes, 8 de enero de 2016

Lasooni Toor Dal (o una de tantas lentejas indias)


Año nuevo vida nueva! Aquí estamos de vuelta un año más para compartir con vosotr@s un montón de recetas de todos los confines del mundo. Espero seguir siendo compañera de vuestros viajes gastronómicos y de continuar descubriendoos cosillas nuevas. Así que, ¡arremangaros qué empezamos!
Y, leyendo el título de la entrada, os preguntareis: ¿y esta loca qué nos trae hoy? Pues unas sencillas lentejas! Si señor, que después de tanta orgía gastronómica estas fiestas hay que volver a comer sano y volver a la cesta de la compra económica. Económica, pero no por ello aburrida! Estas lentejas que os traigo hoy son un básico que se come todos los días en la India. Acompañadas de arroz blanco y alguno de los deliciosos panes planos que tienen los indios, nos encontramos un plato completo, muy sano y además riquísimo!
La variedad de lentejas que tienen los indios es algo más allá de lo normal y se conocen como "Dal" Hay variedades que sí son familia de las lentejas que nosotros estamos habituados y otras muchas que son otras legumbres peladas, pulidas y partidas por la mitad de manera que tienen el aspecto de lentejas. Las de hoy son la variedad Toor Dal, en castellano "guandú", una leguminosa que aquí no se conoce. Venga! animaros a probarlas!




Ingredientes (para 3-4 raciones acompañadas con arroz):

- 1 taza de Toor Dal
- ½ cucharadita de cúrcuma
- 1 tomate de pera hermoso pelado y troceado (si son pequeños 2)
- 2 clavos
- 1 cardamomo negro
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo hermosos
- 1 trozo de jengibre fresco de 1,5cm pelado
- 1 cuharadita de guindilla en polvo
- 1 cucharadita de semillas de comino
- 1 cucharadita de garam masala
- Aceite de Oliva
- 1 pizca de asafétida
- Sal
- Cilantro fresco (opcional, yo no tenía!)

Preparación:

Poner a remojo las lentejas, por lo menos 1 hora.


Cuando estén listas pasarlas a la olla a presión, más o menos a razón del doble y poquito más de agua que de lentejas.
Añadir la cúrcuma, el tomate, el cardamomo negro y los clavos. Cerrar y cocinar 8 minutos desde que sube la válvula.


Apartar del fuego y dejar reposar hasta que baje la válvula para poder abrir. Estas lentejas han de quedar medio deshechas.
Mientras, preparar la pasta de jengibre machacando bien la pulpa de jengibre en el mortero.


Picar los ajos y la cebolla y pochar a fuego lento hasta que empiece a transparentar. Añadir el jengibre y las semillas de comino, pochar todo junto un par de minutos y añadir ahora el resto de especias: garam masala, asafétida y guindilla, remover bien ya fuera del fuego para que no se quemen.


Mezclar este sofrito a las lentejas removiendo bien y ya están listas!
Acompañar de cilantro fresco recién picado y un arroz basmati bien aromático. Un plato bien completo, original y delicioso!
Es otra forma de comer legumbres probando sabores e ingredientes nuevos. ¿Os animáis?


4 comentarios:

  1. Que sabor tan rico tienen que tener estas lentejas :) me gustaría meter cuchara y probar un poquito... Besos y buen fin de semana!!!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...