miércoles, 4 de diciembre de 2013

Berenjenas Rellenas

Hoy, con nocturnidad y alevosía (aunque se publicará por la mañana), os traigo una nueva entrada. Perdón por estar un poco ausente, más de lo que me gustaría, pero, a veces, el día a día no te deja otra opción.
Esta receta es una herencia de mi madre, un poco cambiada, pues para mi es inevitable darle un giro a todas las recetas que caen en mis manos. En esencia, es muy, muy parecida a la receta de berenjenas rellenas que he comido toda la vida en casa. Me imagino que much@s la leeréis y no os aportará nada nuevo, pero quizás a otras personas si que les sorprenda. Creo que es una receta excelente, de aspecto un poco retro, pero absolutamente deliciosa... Y os aconsejo encarecidamente que la probéis.



Ingredientes (para 4 personas):

- 2 berenjenas hermosas
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo pequeño
- 1/2 pimiento amarillo
- 1/2 pimiento verde italiano
- 1 puñado de piñones
- 3 cucharadas de tomate frito casero
- 300g de carne picada (mezcla de magro y ternera)
- Sal, pimienta
- Orégano
- Ajo en polvo
- 250ml de bechamel casera
- 1 trozo de queso manchego (para rallar)
- Aceite de Oliva

Preparación:

Precalentar el horno a 200º
Cortar las berenjenas por la mitad y practicar unos cortes como se ve en la foto. Uno todo alrededor pegadito a la piel, y después cortes oblicuos formando rombos en el centro.


Aliñar con un chorro de aceite, sal y pimienta y asar en el horno ya caliente unos 20 minutos, hasta que la berenjena comience a estar blandita.


Sacarlas y vaciar ayudándonos de una cuchara.


Trocear la pulpa y reservar.


Mientras, picar la cebolla y los pimientos.


Llevar al fuego con un par de cucharadas de aceite de oliva y pochar a fuego medio-bajo hasta que estén blanditas y comenzando a tomar color. Añadir la pulpa de la berenjena y cocinar un par de minutos.


Añadir también los piñones y tostarlos un par de minutos más.


Añadir ahora la carne, salpimentar y añadir el orégano.


Mezclar, removiendo sin parar, rompiendo las bolas de carne con paciencia, intentando que quede un relleno muy homogéneo.
Añadir el tomate frito y darle un par de vueltas. El relleno está listo.


Rellenar ahora la piel que ha quedado de las berenjenas después de retirar la pulpa. Napar con un par de cucharadas de bechamel.


Cubrir con queso manchego recién rallado y llevar al horno a gratinar.


Hornear 10 o 15 minutos hasta obtener un bonito color dorado.


Servir calientes acompañadas de una buena ensalada. Están de rechupete. Aún las personas que no son adoradoras de las berenjenas son capaces de enamorarse de este plato. ¿Os lo vais a perder?





8 comentarios:

  1. Bueno, bueno, bueno !! Me tienes enganchado.

    ResponderEliminar
  2. Sara sabes que opino? que si la receta es de una madre, es segurííííísimo que está bueníííísima. Verdad que si? es que como la comida de nuestras madres..... yo la pido a gritos. Me ha gustado mucho, ten por seguro que esta navidad soy yo la que voy a sorprender a mi madre con esta receta, jajaja. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro!!! Está muy rica de verdad! Y sí, las mamás al fin del mundo!!! :D :D

      Eliminar
  3. Hola Sara, yo también las pienso probar.En mi casa también son habituales, pero me ha gustado mucho la idea de ponerle piñones. Eso es nuevo para mi !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te va a encantar, le da un puntito muy rico :D Ya me contarás cuando lo pruebes!

      Eliminar
  4. Con ese relleno que has preparado deben estar espectaculares! Me encantan todos los ingredientes :D
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un besote para ti también, ya me contarás si lo pruebas, seguro que te gusta!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...