jueves, 15 de enero de 2015

Pastéis de Nata (Pastéis de Belem)

Los que me seguís sabéis que soy una enamorada de Portugal y de su gastronomía. Y por eso mismo no podría dejar de contaros lo maravillosos que son estos pasteles de hojaldre y crema. Receta secreta, casi más secreta que la Coca-Cola, hace que salives sólo con imaginarla cuando ya los conoces. Son originarios de Belem, localidad cerquita de Lisboa, donde encontramos el monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belem, y se cuenta que fue un antiguo monje quien comenzó a fabricarlos y venderlos al ser cerrados los monasterios y conventos del país en 1820 después de la revolución liberal de ese año. Pocos años después, en 1837, se crea la fábrica de los Pastéis de Belem, que es la que está funcionando hasta hoy. Los únicos, los verdaderos pastéis, son los que encontraréis en la Rua de Belem nº84. Los demás son Pastéis de Nata y, aunque se les parezcan mucho, os prometo que nada tienen que ver con el sabor y la textura del hojaldre que tienen los originales.
Dicho esto yo os comparto mi versión, mi receta mejorada que bajo el punto de vista de mi familia se asemejan completamente a esos fantásticos pasteles que tenemos atesorados en la memoria...



Ingredientes (para 12 pastéis):

- 1 lámina de hojaldre fresco muy fría(el mejor en sabor y calidad del resultado es el del Lidl)
- 400ml de leche entera
- 100ml de nata 35% MG
- 6 yemas de huevo tamaño L
- 6 cucharadas soperas de azúcar
- 40g de harina
- Corteza de limón
- 1 palo de canela

Preparación:

Lo primero es aromatizar la leche y la nata, para ello poner la corteza del limón (siempre sin nada de parte blanca para que no amargue) y el palo de canela con la leche y la nata y llevarlo a ebullición. Apartar del fuego y dejar infusionar la leche con los aromáticos mientras enfría.


Ya fría, colarla para eliminar toda la canela y el limón.


Para preparar la crema poner las yemas con el azúcar, mezclar.


Añadir la harina y mezclar.


Añadir ahora la leche y llevar al fuego a media potencia y removiendo sin parar hasta que la crema espese y comience a hervir.


Apartar del fuego y meter en una manga pastelera. Dejar enfriar bien.


Precalentar el horno a todo lo que dé. Temperatura máxima a toda castaña, sin miedo. Estos pasteles se hornean en hornos de solera de panadería a 340º.
Cuando la crema esté bien fría, preparar el hojaldre.
Lo primero enmantequillar el molde muy, muy bien, sin miedo de pringarlo todo con mucha mantequilla.


Desenrollar la lámina y pincelar ligeramente con mantequilla derretida.


Volver a enrollar como estaba al comprarla, pero esta vez sin papel. Teniendo cuidado de que quede bien apretadita.


Cortar el rulo en 12 trozos iguales (yo uso la regla, ¡soy así de maniática!).


Colocar cada trozo tumbado en los moldes utilizados (si no tenéis los originales, lo más adecuado es la típica bandeja para hornear muffins).


Y con los dedos ir extendiendo desde el centro hacia afuera, con mucha paciencia, el hojaldre. Tiene que cubrir todo el molde hasta el borde y rebosar un poquitín por fuera. Hay que conseguir que la capa de hojaldre sea lo más homogénea posible y muy finita en la base.


Rellenar los pasteles con la crema repartiéndola equitativamente entre todos.


Hornear directamente en el suelo del horno 10-12 minutos. Después subirlos a la bandeja que tendréis puesta en la mitad y hornear hasta que la crema se haya hinchado y empiece a tostarse de manera evidente.
Sacar y dejar enfriar en una rejilla.


Degustar aún templados, espolvoreados con canela y azúcar glass. Son simplemente adictivos!
Mirad como queda el hojaldre en la base, muy, muy crujiente y bien doradito... Con la crema dentro es un placer de dioses!




25 comentarios:

  1. Uffffff, pero qué pinta más absolutamente maravillosa!! Tengo que probarlos un día de estos, sí o sí. Muchas gracias por compartir la receta, y ánimo con todo!
    Con cariño, una fan :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, gracias a vosotros por estar ahí y seguir leyéndome! Y te prometo que están de rechupete!

      Eliminar
  2. La pinta es brutal, siempre que veo este dulce se me antoja. Tengo que hacerlo. Un saludo y feliz 2.015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, a cumplir ese antojo! No te defraudarán!

      Eliminar
  3. Excelentes se ven facil probaremos jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da un poquillo de trabajo extender cada pieza del hojaldre, pero merece la pena, por lo demás es muy, muy fácil :D

      Eliminar
  4. Son maravillosos estos pequeños, te felicitamos por tu receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Si, no puedo negarlo son deliciosos!

      Eliminar
  5. Hola compi!!!! tengo una receta pendiente de estos pastelitos,, a mi marido le encantan! pero creo que la voy a dejar a un lado y probar esta tuya, tiene una pinta deliciosa!!!!! ya te contaré, un besote!, Ah y me quedo de seguidora,,, ( creí que ya lo era y nopi.....)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Vale! Ya me contarás, tp puedes probar la otra y compararlas, así vamos mejorando entre todos!

      Eliminar
  6. Buenos días Sara,
    Los hice el sábado y quedaron exquisitos!!! Tanto que este fin de semana que tengo otro compromiso los volveré a hacer... La crema con un gustito a canela impresionante y lo mejor de todo que son fáciles de hacer dentro de la siempre dificultad de la cocina y que gracias a personas como tú la hacen más cómoda y sencilla.
    Te quería preguntar si se deben guardar en la nevera (si sobran) o mejor a temperatura ambiente.
    Gracias y Saludos,
    Merijou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro un montón q os gusten mis recetas! Yo prefiero guardarlos a temp. ambiente! Si no quedan como duros, no me gusta, pero en verano, por el calor conviene.

      Eliminar
  7. Adoro natas e estas ficaram lindas...lindas
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obrigada!! É bum dos meus doces preferido. Desde q saí de Lisboa andava a procura duma boa receita e acho q já encontrei!

      Eliminar
  8. Qué buenos por dios, los he probado alguna vez y me gustaron mucho, gracias por el,paso a paso, estan geniales! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grafias a ti!!! Me alegro q disfrutes con mis recetas!

      Eliminar
  9. A ver si esta vez puedo dejar el mensaje. Tienen una pinta riquisima. Este fin de semana las hago seguro.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, dan un poquillo de trabajo el estirar cada pedacito de hojaldre, pero de verdad que vale la pena! Salen muy, muy ricos!

      Eliminar
  10. Hola, hice esta receta con el hojaldre del lidl y lo he tenido que tirar porque me ha quedado todo crudo he seguido los pasos tal cual y el horno al maximo... que pudo haber fallado.. quizás la.crema.pastelera muy caliente??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sinceramente no se muy bien qué ha podido fallar. Es muy importante estirar bien el hojaldre con los dedos, intentando que quede una capa muy fina en la base. Si pones tu horno a tope, 280º y los horneas directamente en el suelo del horno es casi imposible que no se cocinen. A lo mejor tu horno no calienta bien por debajo o no estaba lo suficientemente caliente. Quién sabe. Alarga un poquito más el tiempo de cocción vigilándolos mientras están en la parte baja del horno y luego cuando los subas es hasta que estén como en la foto, dorados así como a manchas. Ah, y cuando digo en el suelo es en el suelo, sin bandejas de por medio.
      Prueba y me cuentas.

      Eliminar
  11. ¡Qué pinta! Me encantan los Pastíes de Belem... con su masa tan crujiente y la crema tan deliciosa.. Probaré a hacerlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba, prueba y me cuentas! Quedan muy ricos!

      Eliminar
  12. Espectaculares!! Tu forma de trabajar el hojaldre me parece perfecta. Gracias por la explicación. Un abrazo y seguiré disfrutando de tu blog, Clara.

    ResponderEliminar
  13. Muy fan de estas delicatessen!,precisamente ayer compramos dos cajas de seis de Belem,ahora estamos en Oporto,y mañana vamos a Madrid,me preocupa que se puedan poner malos,la caja está sin abrir,qué opinas?,un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aguantan bastante, no estarán tan ricos y crujientes como recién hechos pero te aseguro que seguirán igual de deliciosos. Yo cd voy me traigo, y mis amigos tb me traen, o sea que 3 o 4 dias aguantan sin problemas :D

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...