lunes, 5 de octubre de 2015

Parker House Rolls (o los Bollitos Más Tiernos del Mundo)


Hacía tiempo que no subía una receta de pan. Lo reconozco, el verano me quita todas las ganas de hornear. Encender el horno y que la cocina se convierta literalmente en la antesala del infierno a mi, personalmente, me quita todas las ganas.
¡Pero ya han bajado las temperaturas! Eso quiere decir que hay que hornear, rellenar congelador y dejar, por fin, de comprar kk-pan.
Investigando y leyendo blogs americanos descubrí estos panecillos que me llamaron poderosamente la atención. Receta original del año 1870 en el hotel Parker House de Boston,  parecían blanditos y suaves, perfectos para un desayuno de reyes. El origen de la receta no está muy claro, pero casi todas las historias hablan de un panadero enfadado lanzando bollos sin terminar de formar a la bandeja y horneándolos así, lo que les da su característica apariencia.
Buscando la mejor receta decidí utilizar la de la página de King´s Arthur Flour. Y acerté de pleno. Menuda maravilla de panecillos, qué cosa más esponjosa y suave! Probadlos, de verdad que os van a encantar!



Ingredientes (para 16 bollitos):

- 360g de harina panadera
- 10g de levadura fresca (aún llevando un poquito más del 2% es una masa lenta)
- 40g de azúcar
- 7g de sal
- 50g de copos deshidratados de patata (o puré de patatas instantáneo en polvo)
- 45g de mantequilla
- 280g de leche
- 1 huevo tamaño L

(para el glaseado y el relleno)

- 50g de mantequilla derretida

NOTA: La harina panadera es una harina de media fuerza. Para los que trabajáis con harinas normales de supermercado mezclar a partes iguales harina de fuerza y harina de todo uso (por ejemplo el paquete rojo de fuerza y el azul de normal del Mercadona)

Preparación:

Pesar y poner todos los ingredientes menos la mantequilla en un bol.


Comenzar a mezclar todo muy bien y cuando esté bien homogéneo pasar al banco de la cocina y amasar. Unos buenos 10 minutos de amasado eficaz (o utilizando la técnica de los amasados y reposos).


Cuando la masa esté prácticamente lista, añadir los 45g de mantequilla en trocitos y seguir amasando hasta conseguir una masa lisa y suave que pase la prueba de la membrana.


Poner en un bol y dejar levar en una primera fermentación hasta que casi duplique volumen.
Sacar al banco y dividir en dos porciones iguales. Estirar cada porción en un rectángulo de más o menos 20x30 centímetros y pincelarlo con mantequilla derretida.


Cortar este rectángulo por la mitad (por el lado largo) para obtener otro rectángulo de 10x30.
Doblar cada mitad por la mitad (por el lado largo) como un libro.


Cortar cada una en 4 porciones iguales. Así obtendremos 8 porciones.
Hacer lo mismo con la otra mitad de la masa, obteniendo al final 16 porciones. Colocarlas pegaditas, una al lado de otra, en una bandeja bien engrasada (en mi caso calculé mal la bandeja y decidí semimontarlas, unas encima de otras, como hace Martha Stewart en su receta).


Tapar con un paño y dejarlos para una segunda fermentación hasta que dupliquen su tamaño.
Mientras, precalentar el horno a 220º.
Cuando los bollitos estén bien hinchaditos, pincelar con mantequilla derretida y meter al horno arriba y abajo, a mitad de altura. Bajar ahora el horno a 180º y hornear entre 20 y 25 minutos hasta que estén doraditos. Al sacarlos, pincelar otra vez con mantequilla derretida.


Si, llevan muuucha mantequilla... pero es parte de su gracia y de lo deliciosos que están!
Dejar atemperar un poco en la bandeja y cuando ya no os queméis, sacarlos y separarlos con cuidado... Y concentraros para no pegarles un bocado de lo apetitosos que están!!


Son de auténtico vicio!

Esta masa es ideal también para hacer un pan de molde. El día que horneé estos bollitos, hice más cantidad y la mitad de la masa la usé para hacer un pequeño molde de prueba. Lo formé simplemente enrollado y antes de enrollarlo lo pincelé con un extra de mantequilla. Del mismo modo que los bollitos lo pincelé también con mantequilla antes de entrar al horno y al salir.
Mirad qué perfil, señores... Perfecto.


¿Y la miga? Simplemente espectacular... Tostadas perfectas y sabrosas para vuestros desayunos.


Animaros, de verdad es increíble lo esponjoso que ha salido. el añadido de los copos de patata a la masa hace de este pan un dechado de ternura que nunca antes había conseguido. Ni con el fantástico tang-zhong que sabéis que me encanta.
Y bueno, ya me despido con uno de los bollitos rellenos de Nocilla... Para morir y despertar en el cielo!



21 comentarios:

  1. Geniales se ven, como todo lo tuyo, gracias, ya mismo estaremos saboreando esta delicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti guapa! Prepáralos, verás como no te desilusionan!

      Eliminar
  2. Aay muchas gracias por compartir la receta,yo siempre que intento hacer pan,bollos,,,sigo la recet as al pie de la letra y nose por que me sale duros y crudos por dentro,que rabia me da

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no hay que seguir las recetas al pie de la letra, sobretodo las de pan. El tema de la fermentación es muy delicado. Por eso yo jamás hablo de rangos de tiempo. Tienes que ver tu masa y decidir. Cuando ha duplicado volumen, cuando le falta, etc. Si una receta dice 1h y tu sólo esperas 1h aunque no esté ya la has liado, si no dejas fermentar la masa como toca, no va a estar bien. El punto de fermentación es crítico, tanto si te pasas como si no llegas :)

      Eliminar
  3. Wooow!! No los conocía pero qué pintazas! Te han quedado increíbles!
    Los tengo que probar porque como bien dices, tienen que ser los bollitos más tiernos del mundo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiii, me han sorprendido mucho! Y la patata es increíble el resultado final!

      Eliminar
  4. Recuerdo que lo de patata me lo contó Dan Leppard el día que nos conocimos como el truco definitivo para la esponjosidad esponjosa. No le he acabado de pillar yo el invento, pero fijo que vuelvo a probar. Gracias, Elfa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo había leído pero no me animaba a probar, y oye, no se porqué he tardado tanto. Brutal el resultado, de verdad! Intentalo otra vez que verás que chulada! :)

      Eliminar
  5. pregunta, vale igual pure maggi? gracias Sara

    ResponderEliminar
  6. Realmente espectaculares. No veo el momento de hacerlos. Gracias por compartir la receta.

    ResponderEliminar
  7. Que ganas tengo de probarlos. Me encantan!

    ResponderEliminar
  8. Los tengo en proceso. Ya os iré contando

    ResponderEliminar
  9. Hay opción de hacerlos sin puré de patata en copos? Por qué se podría sustituir? que el puré deshidratado muy sano no es (no hay más que mirar los ingredientes) :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por harina de patata, pero no te se decir dónde conseguirla. Es posible que en herbolarios. (No confundir con la fécula, no es lo mismo!)
      También puedes introducir patata asada machacada, pero ya tendrías que rehacer toda la receta en términos de proporciones e hidratación. Pero todo es probar! :D

      Eliminar
    2. No lleva prácticamente nada raro ;)

      Patatas (99%), emulgente (mono y diglicéridos de ácidos grasos), estabilizador (difosfatos), aromas, cúrcuma, antioxidante (extractos de romero). Puede contener trazas de leche.

      Solo un algo graso, que es necesario, y un estabilizante. Seguro que comes otras cosas procesadas con mucha más porquería. Justamente esto, es bastante potable.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Para la próxima, ya sabes, menos fuerza en la harina y un poco más de hidratación, aún así, seguro que de sabor estaban ricos :D

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...