martes, 11 de octubre de 2016

Salsa de Tomate Especiada (Slow Cooker)


¡Cómo me gusta la pasta! Da igual la forma, el color, el sabor, la salsa de la que vaya acompañada. Yo voy a Italia y después de una semana, vuelvo convertida en una auténtica mamma italiana. Me refiero a los kilos adquiridos en el viaje, evidentemente!
Hablando con mis conocidos encuentro que poca gente pierde el tiempo en preparar una rica salsa de tomate para la pasta. Una salsa, espesa, untuosa, aromática y que acompañe de manera sublime a unos buenos macarrones. Porque a veces no es necesario meterle chicha al asunto. Si el tomate es delicioso, es suficiente. Con un buen parmesano rallado, tenemos un plato de 10.


La receta que hoy os traigo es para los que no tienen tiempo, para los que no saben hacer una salsa, para los que sólo les gusta la pasta con tomate y no con boloñesa, carbonara o similares... Eso sí, necesitaréis la inestimable ayuda de este nuevo pequeño electrodoméstico que estoy descubriendo, la slow cooker (olla lenta) de la que ya os hablé aquí
Mi procedimiento últimamente es llenar la ollita hasta arriba y congelar después para varias veces. Asi que nada, vamos a ello!


Ingredientes (para llenar la slow cooker de 1.5l):

- 2 latas de tomate triturado (400g) o una de las gordas.
- 2 bricks de tomate frito casero.
- 2 cucharadas de hierbas italianas (o en su defecto orégano, albahaca...)
- 2 cucharadas de azúcar
- 1 pastilla de caldo de carne
- 2 cucharadas de avoe
- 1 diente de ajo pelado.


Preparación:

En una sartén sofreír el ajito pelado hasta que esté dorado. Volcar el aceite con el ajo en el fondo de la olla lenta, añadir los dos tipos de tomate, las hierbas, el azúcar y la pastilla de caldo en trocitos. Remover bien. Tapar la olla de manera que no quede completamente cerrada, yo suelo dejar una cuchara apoyada en el borde y apoyo en ella la tapa para que quede una buena rendija por donde se pueda escapar el vapor. En esta receta es interesante que esto ocurra porque queremos que la salsa espese y reduzca.
Cocinar entre 8 y 10 horas a velocidad lenta. Yo suelo ponerlo por la noche y a la mañana siguiente tengo una salsa divina con la que vuestros comensales se chuparán los dedos. Espesa, aromática y simplemente deliciosa!
Si no tenéis slow cooker, podéis prepararla exactamente de la misma manera en una cazuela tradicional, a fuego lento, removiendo de vez en cuando para que no se pegue al fondo y dejándola cocinar entre tres y cuatro horas. Antes de tener la olla lenta solía prepararla los sábados por la mañana. La tenía mientras aprovechaba para hacer limpieza general en casa.
Así que ya sabéis, ya no hay excusa para seguir sirviendo unos tristes espaguettis con tomate frito orlando!

3 comentarios:

  1. Esse molho de tomate esta divino, num prato de massa fica mesmo perfeito.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que es la pequeñita de MGI la de 1,5 l.
    Pues tengo que hacerla, porque tiene el aspecto de estar riqísima y es un placer trabajar en estas ollas.
    Desde que conecté con El señor de los anillos, aún me gusta más tu blog.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, el Sr. de los Anillos a muerte!! La salsita sale muy rica, y como sale mucha cantidad te da para congelar :D

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...