jueves, 4 de abril de 2013

Pan Tigre (o Jirafa)


Recuerdo de mis viajes al Reino Unido cuando entraba en cualquier supermercado y me quedaba embobada delante del lineal de panes mirando estos atractivos bollos. Un pan con esa corteza tan divertida tenía que estar delicioso. Desde entonces llevaba en mente experimentar con esta técnica. Y por fin, ha llegado el día.
Aunque es típico de los Paises Bajos, posteriormente se exportó a Inglaterra y allí se hizo famoso. De ahí su otro nombre en inglés: Dutch Cover.
Es un pan suave, ligéramente lacteado, realizado con aceite de sésamo tostado y con una cobertura de harina de arroz que craquela al entrar al horno, tostándose imitando el dibujo de la piel del tigre (o de la jirafa). De miga suave y muy aromático, ¡no os dejará indiferentes! Está entre los panes preferidos de mi costillo...


Ingredientes (Para 12 panecillos o 3 barras medianas):

- Poolish de leche (100g leche + 100g harina de fuerza + 5g levadura fresca)
- 400g harina panadera
- 200-210g de agua
- 1 cda de aceite de sésamo tostado
- 2 cdas de aceite de girasol
- 10g sal
- 15g de leche en polvo
- 4g de levadura fresca de panadero (en verano se puede reducir bastante ya que por el calor las fermentaciones van a toda mecha)

NOTA: (Se puede substituir el poolish por 200g de masa madre natural al 100% y la levadura de la mezcla final se puede suprimir ajustando los tiempos de levado)

(Para la cobertura)

- 120g harina de arroz
- 120g de agua
- 15g de aceite de sésamo tostado
- 7g levadura fresca
- 12g de azúcar
- 3g de sal

NOTA: El aceite de sésamo tostado lo podéis conseguir en los supermercados chinos. Ellos lo utilizan muchísimo. Creo que en algún herbolario también lo podéis encontrar, pero acordaros de especificar que es tostado, ya que en los herbolarios el que suelen tener es el aceite eco de primera presión en frío, de semillas crudas.

Preparación:

Preparar el poolish unas horas antes y dejarlo fermentar hasta que esté bien espumoso, como una mousse. Se puede hacer la noche de antes y dejarlo en la nevera hasta que se vaya a utilizar.
Poner todos los ingredientes en un bol y mezclar. Pasar a la encimera y amasar hasta conseguir una masa lisa y brillante que pase la prueba de la membrana. En verano lo mejor es no tocar demasiado la masa, amasados cortos y reposos es lo más efectivo.


Poner en un bol y dejar reposar tapada con un trapo para un primer levado hasta que duplique volumen, el tiempo dependerá de las condiciones de temperatura y humedad de vuestras cocinas.
Cuando ya esté la masa para formar preparar la cobertura mezclando muy bien todos los ingredientes. La textura tiene que ser como la de un glaseado, ni muy densa ni muy clara. La de la foto está un pelín espesa. Dejar reposar la cobertura mientras formamos los panecillos, así empezará a fermentar.
Hacer las porciones de masa dependiendo de lo que vayamos a formar, si barras o panecillos y dejar reposar 5 minutos para que se relajen y poder formarlas.
Formar y tapar con un trapo, dejar reposar 10 minutos.
Repartir la cobertura con un pincel o cuchara por encima de los panes formados. Más vale que sobre a que falte.
Dejar los panecillos reposar para terminar el segundo levado hasta que dupliquen volumen otra vez. Llevar al límite con cuidado de no sobrefermentar, no queremos que greñen en el horno y estropeen la cobertura.


Precalentar el horno a 220º.
Introducir los panes y hornear a 220º con vapor los primeros 10 minutos.
Retirar el vapor y bajar la temperatura a 200º y hornear 15-17 minutos más o hasta que estén bien dorados.


Sacar y enfriar encima de una rejilla.
A mi me gusta para cualquier cosa, como pan de todos los días, pero reconozco que para bocadillos, sean de lo que sean, es sublime. Eleva el contenido hasta nivel infinito. Ese aroma a sésamo es fantástico...



12 comentarios:

  1. Guauuuuu!!!! Me encanta!! No conocía este pan, pero te ha quedado precioso!!
    Me encanta hacer pan y espero probar pronto esta receta!!
    Besos y feliz semana:D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Pues es un pan fantástico, a mi me encanta en bocadillo, morder la corteza crujiente y aromática, ligéramente dulzona y seguir con el pan, tierno y muy aromático es un placer de otro mundo :D

      Eliminar
    2. Hola acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. Dan ganas de probarlo todo!!.Fotografia también preciosa. Saludos y aquí tienes una seguidora mas.

      Eliminar
    3. Gracias y bienvenida! Me alegro de que te gusten las cositas que voy publicando! Un besito desde Valencia!

      Eliminar
  2. Te han quedado increibles!! que bonitos. Me quedo curioseando por tu cocina.

    Un saludo
    Laura
    www.pucherosycucharas.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida! Son más fáciles de lo que aparentan! :D

      Eliminar
  3. Qué maravilla, cómo me han gustado Sara, pero hoy estoy con las dudas existenciales...jajaja, ¿donde encuentro aceite de sésamo?, supongo que en cualquier herbolario/herbolistería no? Vale, si es así ni me respondas...jajaja, aunque, se puede prescindir de él?. Un besote corazón y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose, guapetón, te he dejado un testamento en los mensajes del Face, que me era muy largo ponértelo por aquí ;)

      Eliminar
  4. Hola Sara, quiero hacer estos apetecibles bollos, pero he estado buscando el aceite de sésamo tostado en tiendas de comida oriental y como tal no lo encuentro. ¿Podrías mandarme una foto de la botellita? ¿O decirme qué pone en la etiqueta?, no me he atrevido a comprar aceite de sésamo a secas (por cierto, había de sesamo blanco y de sésamo negro.....).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he enviado un privado con las fotos :D En las tiendas de alimentación chinas lo tienes que encontrar seguro, para ellos es un básico!. En la tienda que yo lo compro está en la zona del vinagre de arroz, la salsa de soja... A ver si lo encuentras!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...