sábado, 6 de julio de 2013

Lubina a la Sal

Cocinar a la sal es antiquísimo. Se cree originario de las zonas con salinas cerca del Mediterráneo. Los alimentos cocinados así quedan extremadamente jugosos y nada salados.


A mi me encanta cocinar así. No se ensucia prácticamente nada y el resultado es de una finura extrema. Da lo mismo carne que pescado, los dos quedan perfectos.
Mis preferidos para cocinarlos a la sal son la lubina, la dorada y el lomo de cerdo.



Ingredientes (para 2 personas):

- 1kg de sal gorda especial para hornear
- 1 lubina de unos 750g sin eviscerar (es muy importante que no esté abierta, si no perdería sus jugos por el corte y quedaría muy, muy seca)

(para servir)

- Mayonesa casera
- Aceite de Oliva Virgen
- Limón

Preparación:

Precalentar el horno a 250º
Forrar la bandeja del horno con papel de aluminio y después con papel de horno (así resultará más fácil hacer un paquete con la sal y los restos al final del horneado para tirarlo a la basura).
Poner una capa de sal de más o menos 1cm de grosor.


Colocar la lubina y cubrirla con otra capa de sal de más o menos 1cm.


Hornear en base a esta tabla (fuente: Secocina):
PesoTiempo de horno
100-200 gramos10-12 minutos
300-500 gramos15-20 minutos
600-900 gramos25-35 minutos
1000-1500 gramos35-40 minutos
1600-2000 gramos45-50 minutos      
No dejéis el pescado más rato en el horno porque se secará mucho. Los tiempos están perfectamente calculados.
Sacar del horno y con cuidado romper la capa de sal.


Despejar bien la parte de encima del pescado y quitar la piel, se desprenderá muy fácilmente.


Servir las mollas enteras de pescado sin ninguna espina. Apartar la espina central y las vísceras y servir también la parte de abajo.
Se puede acompañar con mayonesa casera, o simplemente con un chorro de aceite de oliva virgen y unas gotas de limón. 


Si os gusta el pescado, ¡simplemente delicioso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...